YOGA

INFANTIL

Practicar yoga a edades tempanas, ayuda a los niños a trabajar su propiocepción, la empatía y la gestión de las emociones entre otras muchas bondades más.

Además es divertido y beneficioso para su salud.

BE YOGI!

YOGA INFANTIL, JUNIOR Y PARA FAMILIAS

YOGA INFANTIL:

La práctica de YOGA aporta a los niños muchos beneficios, cuando hacen yoga, los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas
posturas para evitar futuros problemas, por ejemplo, de espalda. Además, fortalecen los músculos y adquieren flexibilidad.
A nivel mental, gracias a los ejercicios de respiración consiguen relajar la mente y calmarse. El yoga les ayuda a concentrarse mejor, estimula la creatividad y elimina el estrés y los complejos.

 

Además, en el yoga para niños se fomenta el compañerismo y la amistad, ya que muchas veces se trabaja por parejas o en grupos. El respeto hacia el medio ambiente, la paz, o el amor son temas que juegan un papel importante en cada una de las sesiones.

YOGA EN FAMILIA:

La práctica del Yoga en familia es una de las mejores actividades para que padres e hijos compartan tiempo de calidad y bienestar juntos. Es una oportunidad para mejorar el vínculo familiar y afectivo, donde padre-madre y niño se conocerán un poco más, aprendiendo los unos de los otros.
 

El Yoga Familiar aporta una serie de beneficios al pequeño y también al padre y madre. En el plano físico mejora y aumentar la flexibilidad y fortaleza. También hay una mejora del riego sanguíneo y de las funciones cerebrales así como de los diferentes sistemas del cuerpo como el musculo-esquelético y endocrino, y en el plano emocional; el hecho de trabajar en pareja, en este caso, padre o madre y niño, permite trabajar valores como el respeto, la entrega o la escucha, y se busca que el niño escuche su propio cuerpo y sus necesidades personales, pero también las de su padre o madre y viceversa.

© 2016 NONA CENTRO MATERNAL